LA CONTAMINACION EN EL ESTADO TACHIRA

Asi como vivimos problemas ambientales a nivel mundial y nacional también los vivimos a nivel regional algunas problematicas de contaminación en el estado tachira son las siguientes:

-Contaminación Sónica en el Estado Táchira:Cabe destacar que la contaminación sónica, término que hace referencia al ruido cuando éste se convierte en un sonido molesto, puede producir efectos fisiológicos y psicológicos nocivos para las personas, llegando también a afectar a poblaciones de animales (especialmente de aves). La causa principal de la contaminación sónica es la actividad humana: el transporte, la construcción de edificios y obras públicas y la industria, entre otras. Los efectos producidos por el ruido pueden ser fisiológicos, como la pérdida de audición o el insomnio, y psicológicos, como la irritabilidad exagerada. En el sector Barrio Obrero de la ciudad de San Cristóbal, los problemas por la contaminación sónica son significativos, tomando en cuenta que casi todas la urbanizaciones fueron diseñadas para un uso residencial, sin embargo están rodeadas de centros nocturnos que cada día producen más ruido, sin tomar en cuenta a la población que vive en las mismas.

Asi mismo el crecimiento industrial y urbano ha influido en la generación de ruidos cada vez con más importancia, a tal punto que se puede incluir al ruido como uno de los factores que más efectos produce sobre la salud de los humanos. Según la otorrinolaringóloga Cristina Bracho, el daño del ruido no se limita al oído. La audición, además de una función de comunicación con nuestro entorno y con nuestros semejantes, es también un sistema de alerta relacionado con otros órganos. Por ello una excesiva exposición al ruido puede desencadenar efectos adversos: aceleración del pulso (taquicardia) y elevación de la presión sanguínea, incremento de la frecuencia respiratoria, aumento de la secreción ácida del estomago y de la secreción de hormonas suprarrenales, dificultad para concentrarse. Inquietud, irritabilidad, trastorno del sueño y fatiga. Sin embargo, muchas veces los individuos afectados por estos males, atribuyen los trastornos de su salud, a factores que nada tiene que ver con la verdadera razón del problema. A la contaminación sónica se le suma el stress como los principales males, que atentan contra la salud de los habitantes del Táchira y las grandes metrópolis del mundo. La psicóloga Ana María Castro explica que la exposición prologada de las personas, en ambientes contaminados por ruidos, genera desequilibrio en el sistema nervioso porque incrementa
los niveles de stress, eleva la presión arterial y causa daños en el oído.

Algunos principales sitios de contaminación son los siguientes:

-QUEBRADA LA DANTERA:Recibe su nombre de Las Dantas, municipio Junín, donde nace. Esta quebrada junto con el río Táchira constituyen el más importante recurso hídrico con que cuenta esta frontera. La Dantera, en San Antonio, baja paralela a los barrios: Cayetano Redondo, los Libertadores, Antonio José de Sucre, Los Chipios, Curazao y Lagunitas hasta su confluencia con el río Táchira en las inmediaciones del puente internacional Simón Bolívar. Esta quebrada también presenta problemas de degradación y contaminación y, al igual que en los casos anteriores, se deben a la acumulación de basura y la descarga de aguas negras y residuales. Ciertamente, La Dantera es utilizada como botadero de desechos sólidos provenientes de las industrias de la zona, del comercio y de la actividad del contrabando.
Así mismo, es receptora de las cloacas de Las Adjuntas, Peracal y buena parte de la red de San Antonio. Además recibe todo tipo de desperdicios y basura provenientes del Mercado municipal que está ubicado en las adyacencias de esta quebrada en el sector Los Chipios.

-El Relleno Sanitario: Si bien, el problema de la basura junto con el del agua son, a nuestro juicio, los principales problemas que en materia de servicios afectan a la frontera SANURAC, no es menos grave la situación respecto al llamado«Relleno Sanitario» que sirve para la colocación y «eliminación» de desperdicios provenientes de los municipios fronterizos Bolívar y Ureña.

A pesar de haberse iniciado su construcción, hace más de diez años con la inversión de cuantiosos recursos económicos para la construcción de terrazas, vías de acceso y otras obras propias de este tipo de proyecto, actualmente se observa un estado de abandono y deterioro y no pasa de ser un simple botadero de basura y desechos con signos de colapso, que no satisface las exigencias que en este aspecto tiene esta frontera. Debemos señalar que, pese a las iniciativas por mejorar la anterior situación, esta continúa presentando un deplorable aspecto ambiental en la zona fronteriza, siendo causa de gran malestar en la población por sus malos olores, humo, proliferación de polvillo, gran cantidad de moscas y otros insectos. El caso del «relleno sanitario» fronterizo, a nuestro juicio, evidencia el extremo de la situación que en materia ambiental confronta esta frontera.

Como una breve conclusión La contaminación es un problema de todos. Para el cumplimiento y efectividad de la política ambiental es necesario el buen funcionamiento y organización del Estado, siendo el Ministerio del Poder Popular Para el Ambiente principalmente, y en segunda instancia otras autoridades que se encarguen de velar por el cumplimiento de las normas ecológicas por parte de las empresas y los ciudadanos. Seria muy inteligente que estas normas ecológicas vayan cambiando periódicamente, ya que a medida que avanza el tiempo pueden surgir nuevos agentes contaminantes que no eran un problema inicialmente pero que ahora lo son, como por ejemplo los resonadores que están actualmente de moda en los automóviles, y son los responsables de una gran parte de la contaminación sonora que hay actualmente en Caracas.

El Estado debe incentivar a las empresas a que utilicen técnicas de producción ecológicas, e incorporar al sector privado a las tareas ambientales y a ayudar al estado a financiarlas.

Miguel Ramirez Montilva 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada